<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=204222344201917&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Pasos para el buen mantenimiento de la flotilla

< Regresar al Blog

Cuando trabajas con una cantidad grande de unidades vehiculares en una flotilla, a veces es difícil saber cómo mantener el control de todas ellas para darles el mantenimiento que necesitan para funcionar. En esta ocasión, queremos compartirte una serie de pasos que puedes seguir para que tu flotilla siempre esté en óptimas condiciones y no tengas que preocuparte por una posible falla que afecte gravemente las operaciones.

Pasos para el buen mantenimiento de la flotilla

planeacion_intercar trainingTen un plan de mantenimiento

Como para todo, la mejor manera de empezar a tener una flotilla con buen mantenimiento es tener un plan de acción. Ponte fechas e indicadores importantes que tener en cuenta, así como cada parte de los vehículos que requieran mantenimiento. Procura seguir ese plan y monitorea los resultados con el buen o mal funcionamiento de los vehículos. Tener un plan es prácticamente tener la mitad del trabajo hecho.

Consigue un software de mantenimiento

Para evitar constantes idas al mecánico que podrían ser altamente costosas, una excelente opción es contratar un software de mantenimiento donde poder monitorear cada unidad vehicular de la flotilla al mismo tiempo y en un mismo lugar. Este software facilitará el chequeo de las unidades y ahorrará tiempo de productividad.

Mantente pendiente de lo que necesita cada vehículo

Cada unidad vehicular en la flotilla tiene su propio camino recorrido, por lo que cada una podría estar expuesta a diferentes factores que la deterioren día con día. Con ayuda del software, puedes saber exactamente lo que cada unidad necesita, desde un cambio de llanta hasta algo más complejo. Lo importante es darle la importancia que merece a cada vehículo, y reconocer las necesidad particulares de cada uno, por el bien de la flotilla en general.

inspecciones_intercar training-minRealiza inspecciones rutinarias

Ten siempre en el calendario ciertas fechas destinadas a las inspecciones de flotilla. Estas inspecciones tienen el objetivo de detectar ciertas anomalías o fallos antes de que estos se vuelvan más graves, así como comprobar que cada parte del vehículo se encuentre en su estado óptimo para funcionar. Recuerda revisar niveles de aceite, combustible, las condiciones del motor, etc. Si no se realizan estas inspecciones, el desgaste de la maquinaria será mucho mayor en un periodo más corto de tiempo.

Prepárate para imprevistos

Suena paradójico porque uno nunca está realmente listo para un imprevisto, pero por eso mismo hay que ser lo más precavidos posibles y pensar en todas las eventualidades que podrían ocurrir en un viaje, para así tener un plan de acción en caso de que ocurran. Tener un plan B, C, D, etc. podría ser lo que salve a una unidad vehicular en caso de algún accidente, evitando así gastos inesperados en refacciones y mantenimiento extra.

No esperes una falla

Finalmente, lo que hay que tener siempre presente es que no es una buena idea esperar a que algo comience a fallar en la unidad vehicular para llevarla a recibir mantenimiento; muchas de esas fallas pueden prevenirse y detectarse a tiempo si se tiene un sistema de mantenimiento constante y eficiente, que al final del día no sólo es beneficioso para la productividad y las ganancias de la empresa, sino para la seguridad de los operadores y los clientes. Prevenir es siempre mejor que lamentar.

Ahora ya sabes cómo puedes ayudar al mantenimiento de tu flotilla, pero si quieres conocer incluso más, te invitamos a nuestro curso “Administración eficiente en el mantenimiento de flotillas de autotransporte”. Ponte en contacto con nosotros para más información.



Deja un comentario