<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=204222344201917&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Principales objetivos de un buen jefe de tráfico

< Regresar al Blog

El jefe de tráfico es una de las figuras más importantes en cualquier empresa de autotransporte, y no es sin razón, ya que el jefe de tráfico lleva sobre sus hombros enormes responsabilidades que forman la base de estas empresas.

Para poder cumplir con todas esas responsabilidades de la mejor manera, un jefe de tráfico debe tener objetivos precisos, claros y a largo plazo. En esta ocasión, queremos presentarte algunos de estos objetivos, para que reconozcas si tu jefe de tráfico está cumpliendo con todos ellos.

Principales objetivos de un buen de tráfico

Ofrecer un buen liderazgo

Primero que nada, un buen jefe debe ser un buen líder, nunca un dictador. Un líder es aquel que tiene una visión y la habilidad de convencer a otros que lo ayuden a llegar a ella, de manera que todos estén dispuestos a trabajar y dar lo mejor de sí mismos en busca de esa causa colectiva. Sin un buen líder, los trabajadores no escuchan y el trabajo diario no llega a cumplir a las expectativas. Si eres un jefe de tráfico, piensa tanto en las necesidades de la empresa como las de los empleados, y encuentra ese perfecto balance para satisfacer ambas.

Buena organización de los vehículos

En este apartado incluimos todo acerca de la organización logística de los vehículos, desde la asignación de rutas hasta el plan de rotación de operadores y el tiempo de duración de los viajes. Un buen jefe de tráfico tiene como objetivo que todos los viajes y entregas se realicen de la manera más eficiente posible, funcionando como engranes de una máquina. Cuando esto se consigue, la empresa está en óptimas condiciones y puede elevar su productividad muy por encima del promedio.

relacion laboral_intercar trainingRelación positiva con los operadores

Otra recomendable meta para los jefes de tráfico es la de tener una relación sana, comunicativa y abierta con todos los operadores de las unidades vehiculares. Cuando los operadores se sienten apoyados y escuchados por los superiores, están más dispuestos a realizar sus funciones con mayor eficacia y rapidez, y se sienten parte de un colectivo por el cual se preocupan y quieren ver crecer. Tener una buena relación con los operadores en un ambiente laboral positivo es la puerta de entrada a una mejor empresa, y mucha de la responsabilidad para lograrlo cae sobre el jefe de tráfico.

Cuidar la flotilla

Sabemos que una flotilla de autotransporte trabaja sin parar todos los días, por lo que un buen jefe de tráfico debe tener como objetivo el cuidar de la flotilla y ver que se encuentre en la mejor condición posible para evitar accidentes y ser más productiva. Un buen jefe de tráfico sabe cuándo realizar mantenimiento y monitoreo de las unidades vehiculares, y no deja pasar más del tiempo recomendado para volver a hacerlo. Asimismo, poner una reglamentación general para el cuidado de la flotilla es responsabilidad del jefe de tráfico, para que de esta manera todos los operadores conduzcan teniendo estas reglas en mente. El mantenimiento y monitoreo de la flotilla es, sin duda, una de las principales metas de un buen jefe de tráfico.

Cumplir eficientemente los pedidos

Esta es la base del trabajo de un jefe de tráfico, ya que todas sus demás tareas tienen la intención de mejorar el proceso de entrega de los pedidos que se hacen todos los días, por lo que uno de sus objetivos principales siempre debe ser que estos pedidos cumplan los estándares de calidad de la empresa, ya sea en tiempo o forma. Cuando este objetivo se cumple, se están creando relaciones sólidas con los clientes, que asimismo atraen a más clientes y se crea una buena reputación que es vital en un negocio tan competitivo como este.

Ser proactivo y buscar cómo mejorarproactivo_intercar training

Finalmente, la marca de un buen jefe es que sabe que las cosas no pueden quedarse para siempre como lo son ahora, y que para una empresa de autotransporte logre sobrevivir, debe mantenerse a la vanguardia de sus competidores y tener la mira siempre hacia el futuro, buscando más y mejores maneras de cumplir con sus funciones: mejores rutas, mejores operadores, mejores reglas. Para tener éxito como jefe de tráfico, se debe ser un visionario que conozca la empresa lo suficiente para saber cómo mejorarla, y posteriormente, poner esos planes en marcha, hasta cumplir con su objetivo.

Ya que conoces más acerca de los objetivos y responsabilidades de un jefe de tráfico, te invitamos a nuestro curso en línea “Curso práctico para especializado para el jefe de tráfico”, donde podrás aprender cómo ser el mejor jefe de tráfico posible.

 



Deja un comentario